Amueblar tu casa del pueblo a golpe de ratón

Disponer de una segunda residencia a kilómetros de distancia de tu domicilio habitual es, sin lugar a dudas, una gran suerte. Pero, cuando llega el momento cambiar los viejos muebles y de darle un nuevo aire a la casa del pueblo, nos entran los quebraderos de cabeza.

Para empezar, te encuentras con los problemas del desplazamiento y de la disponibilidad. Desplazarnos a varios kilómetros de nuestro domicilio habitual está asociado a un tiempo y unas molestias que a veces no compensan el servicio pretendido. Por ejemplo, si tenemos que transportar un sofá, entre el tiempo que perdemos cargándolo, los medios que necesitamos, el desplazamiento y su colocación, el trabajo que nos supone resulta desproporcionado.

Otro problema es nuestra disponibilidad. Es probable que trabajes, que tengas obligaciones y compromisos que requieren tu presencia y te impidan disponer a discreción del tiempo necesario para elegir el mobiliario en tienda y transportarlo a tu segunda residencia.

Las nuevas tecnologías al rescate

Afortunadamente, hoy en día, gracias a Internet, nos podemos ahorrar todos estos quebraderos de cabeza con un simple golpe de clic. Nuestras lumbares nos lo agradecerán y nos ahorraremos tener que intentar complicados malabarismos empujando el sofá y a la familia dentro de nuestro coche.

Mejor todo en una sola tienda

Si necesitamos varios objetos y los pretendemos adquirir por Internet, siempre vamos a aconsejar adquirirlos en el mismo establecimiento de confianza y disminuir riesgos. De esa manera, no andaremos saltando de página en página y diseminando los datos de la tarjeta por el ciberespacio, con el consecuente riesgo de que nos lleguemos a topar en alguna página con algún virus malicioso.

En este sentido, en páginas como https://demarques.es podemos localizar y adquirir todo tipo de mobiliario en un solo clic y con total seguridad: desde mobiliario para el salón, comedor y jardín hasta portavelas, espejos y relojes decorativos.

Cuestión de ahorro

Generalmente, las tiendas online repercuten el ahorro de sus costes fijos en el precio de sus productos, por lo que podremos disfrutar de precios muy competitivos y condiciones ventajosas que suplen sobradamente las molestias de transportes y desplazamientos.

Algunos consejos de seguridad en las transacciones

Para empezar, solo tendrás que operar con páginas de confianza con todos sus datos publicados en un lugar visible, bien claros y especificados. A la hora de introducir los datos de la tarjeta tendrás que comprobar que aparecen un candado en la barra de estado y las letras https, en lugar del http habitual, en la barra de direcciones.

Nunca deberemos introducir el PIN de nuestra tarjeta. Si se nos pide, puede ser un indicio de riesgo. Es preferible operar con tarjetas monedero de disposición de efectivo limitada, para evitar sorpresas y disminuir el riesgo. Además, deberemos asegurarnos de los costes adicionales, como impuestos y transporte, antes de confirmar el pago.

Aparte de estas sencillas precauciones, operar por Internet ofrece las máximas garantías, sobre todo, en los comercios de confianza, aunque nunca está de más disponer de un buen antivirus actualizado que nos proteja de posibles inferencias indeseadas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies