Olvídate del café y aprovéchate de los beneficios del té

¿Eres de café o de té? Sin duda, las dos bebidas tienen sus adeptos y a las dos se les atribuyen importantes propiedades. Sin embargo, de todos son sabidos los efectos contraproducentes que tiene el café, si se toma en exceso. No ocurre lo mismo con el té, ya que la teína (sustancia que lleva el té) no es tan estimulante como la cafeína.

Por qué tomar té

Últimamente, los científicos no cesan de encontrar propiedades nuevas y beneficiosas en esta bebida. Se ha demostrado que los antioxidantes que contiene el té verde, por ejemplo, (como las vitaminas C y E, luteína y zeaxantina) son absorbidos por la retina y distintos tejidos de los ojos, por lo que ayuda a prevenir enfermedades oculares como el glaucoma.

También está comprobada, científicamente, su capacidad para reducir enfermedades de las encías y los dientes. Consumido de manera equilibrada (entre 3 y 6 tazas al día), se reduce el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular.

El té se puede tomar a cualquier hora del día y en cualquier época del año. Ya sea caliente o con hielo, su sabor es delicioso; y, además, puedes comprar té online, para que consumirlo te resulte todavía más cómodo. En cuanto a los tipos de té, hay muchos. Veamos los más consumidos y sus propiedades

Tipos de té

Té verde. El té verde se elabora con hojas que se han dejado secar por un tiempo, una vez cosechadas, y después son sometidas a un tratamiento de calor. Además de ser rico en vitaminas, también contiene minerales tan importantes y beneficiosos como el selenio y ayuda en la prevención de las enfermedades degenerativas.

Según un estudio dado a conocer en Biological Psychiatry, este té nos ayuda a prevenir la enfermedad de Parkinson. Esto se debe al efecto protector que ejercen los polifenoles sobre las células protectoras de la dopamina (que están en nuestro cerebro).

Té rojo. Este tipo de té ha sido muy recomendado para las personas con niveles altos de ácido úrico o gota. También en alergias funciona muy bien, ya que inhibe la liberación de histamina. Además, nos ayuda al buen funcionamiento del tránsito intestinal.

Té negro. Es el que más teína contiene, de todos, y destaca sobre el resto por su extraordinario aroma. Este tipo de té ayuda al sistema cardiovascular y está especialmente indicado para cuidar la salud ocular, ya que protege los capilares de los ojos. Es perfecto para combatir la diarrea de manera natural, ya que contiene taninos en su composición. También ayuda en casos de retención de líquidos gracias a su acción diurética y depurativa.

Té blanco. Este té es quizás el menos conocido. Es de color claro y las hojas se cosechan y se recogen antes de que se abran. Después se dejan secar hasta que eliminan por completo el exceso de agua y humedad. El té blanco, además de darnos energía, combate las caries dentales, ayuda a las personas con niveles altos de colesterol “malo” o LDL, es diurético, mejora nuestras defensas y favorece la memoria y concentración.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies