¿Qué es y cómo se puede tratar la fimosis?

La fimosis es un problema que afecta, generalmente, a niños, pero también tiene su presencia en adultos. Aunque el porcentaje de varones que la padecen es menor, no deja de ser una dificultad que puede afectar al día a día.

A continuación, te hablamos de qué es la fimosis, sus tipos y cómo se puede tratar.

¿Qué es la fimosis?

La fimosis es una anomalía del prepucio, que es la piel que recubre el pene, y que dificulta que se pueda descubrir el glande, por su estrechez. La imposibilidad de descubrir el glande total o parcialmente produce, a la larga, infecciones en el pene y dificultades para mantener relaciones sexuales.

Tipos de fimosis

Fimosis fisiológica: es la que aparece desde el nacimiento y suele ser muy común en los bebés. En muchos casos, el problema se va solucionando con el tiempo; al ganar más elasticidad el prepucio y dejar que el glande se descubra, según pasan los años.

Fimosis patológica: este tipo de fimosis se puede presentar a cualquier edad y puede ser producida por alguna herida o infección, que podría conllevar, a su vez, una inflamación del glande o prepucio. En pacientes con diabetes, las posibilidades de sufrir este tipo de fimosis se multiplican.

A su vez, por las características de la fimosis, esta se diferencia de tres maneras. En el caso de que la apariencia del prepucio sea normal, pero dificulte la posibilidad de descubrir el glande, te encontrarás con una fimosis puntiforme. Por otro lado, destacamos el problema del endurecimiento del prepucio, debido a infecciones o la inflamación. Y, en tercer lugar, se distingue un problema anatómico por el cual el glande no puede ser descubierto. Estaríamos ante una fimosis anular.

Aún puede empeorar la fimosis

Existen casos en los que una falta de atención a la fimosis puede hacer que empeore. Pasará a llamarse parafimosis. Este problema conllevaría una estrangulación del glande por medio del prepucio, lo que puede producir en el pene una necrosis, que implica que ciertos tejidos mueran y adquieran un color negruzco.

La parafimosis debe ser tratada por un profesional, así que debes acudir a urgencias, si alguna vez te sucede esto. Podrían corregirlo manualmente, pero existen casos más complicados, en los que se debe recurrir a una pequeña intervención quirúrgica. La solución se dará en función de la rapidez con la que se actúe ante este problema.

Cómo corregir la fimosis

Tras el diagnóstico, el médico determinará la mejor forma para corregir dicho problema. Te pueden mandar corticosteroides, que, en forma de crema, deberás untarte. También, según la edad, el estiramiento prolongado de la piel del prepucio puede corregirla. Pero habrá casos en los que una intervención quirúrgica (circuncisión), de apenas media hora y sin necesidad de internamiento, va a ser la solución. En este último caso, recuerda que, en, al menos, un mes, no podrás tener relaciones y deberás seguir las indicaciones del médico.

La fimosis no tiene que ser un gran problema, si acudes a tu médico y sigues sus indicaciones. Lo importante es detectarla cuanto antes, para que puedas tener una buena salud.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies